Microrrelato para no dormir 14#

 


Me he vestido con la ropa más cara y elegante que tengo. No quiero defraudarla en nuestra primera cita. El perfume que tengo no me terminaba de convencer, así que he comprado uno mejor. 

Desde que la vi por primera vez, no he podido dejar de pensar en ella. 

La amo de verdad. Mi corazón palpita más rápido, cuando está cerca. Quiero que seamos uno en esta noche y hacerle saber que es la mujer más hermosa que he conocido en mi vida. Le he comprado unas rosas, espero que le gusten, huelen muy bien. 

¡Allí está! ¡Es guapísima! Se me va a salir el corazón. He soñado tantas veces con sentir su piel mezclándose con la mía... 

Me acerco, acaricio su foto, abro el ataúd y le beso con pasión mientras le entrego mi regalo.

Comentarios

  1. ¡Hola!
    Me gusta mucho la narración de las descripciones, Misterio. Ese halo de romanticismo que envuelve el texto me engañó, pensé que tu personaje no era más que otra víctima de Cupido, pero, ¡oh sorpresa! No me esperaba ese final tan macabro. ¡Enhorabuena!
    ¡un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu visita Yessykan. Me alegro que te haya gustado el relato. Un abrazo.

      Eliminar
  2. Hola RR. Ya sabes que me encantan los finales que le das a los relatos. En este que nos ocupa, está muy bien hilada la narración y siempre parece que es una cita de verdad la del tipo protagonista, para luego al final … BUM. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Pedro. Sin tus comentarios, los relatos tampoco son lo mismo. Un abrazo.

      Eliminar
  3. Hola RR, ¡qué bárbaro! ¡cómo nos engañas! Ese final no lo esperaba después de la atmósfera de amor y romance. Me ha sorprendido y gustado muchísimo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Ana. Estábamos bromeando en un grupo de Whatssap sobre la necrofilia y se me encendió la bombilla. Un abrazo!

      Eliminar

Publicar un comentario