Matrona fantasma —poesía—



En el barco de las lamentaciones, 
espíritus corretean por proa, 
tendremos que cumplir con la matrona, 
drenar luz de inocentes, por ahora. 

¡El navío de la suerte le llaman! 
«Fuera angustias, no te dolerá nada, 
habitaciones llenas de rubíes, 
¡por fin eres mía, estás cegada!». 

Llorando por lo que pierdes y temes, 
reina de la soledad e inocencia, 
de las vidas tristes alimentada, 
a veces despierta, otras sin conciencia, 
por las enfermedades derrotada. 

En los océanos más horrorosos, 
escribes a puño con pluma blanca, 
qué secretos escondes en la tinta, 
sangre y lágrimas caen mientras pintas, 
sonrisas que pasean disfrazadas.  

¡¿Por qué quieres matarme de mil formas?!
Sabes qué esas maneras no me faltan, 
Tú siempre hallas nuevos modos de hacerlo, 
pero no sorprenden, tampoco espantan.

De oro es el reloj de parar el tiempo, 
que seduce a tu ejército el alma, 
no es todo lo que parece, señora, 
ni brilla ni a las doce en punto canta. 

Mar contaminada de color negro, 
nos envenena y no puedo limpiarla, 
hay muchos fantasmas drenando sangre, 
quebrando sensaciones de esmeralda. 

Pero recuerda quién maneja el timón, 
porque pocos latigazos aguantan, 
soñando con llegar vivos a puerto, 
cada día mueren más sus esperanzas. 

RRmisterio.

Comentarios

  1. Hola!
    Wow sin duda fue entretenido. Leerlo de noche fue una buena idea. Hizo buena sinergía con el tema de la muerte.
    Abrazo!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario