Microrrelato para no dormir 6#


Estoy tan cansada... No paro de pensar en «¿por qué yo?». ¿Qué es lo que hice? ¿Acaso soy especial?
Es obvio que debo ser egocéntrica. Soy buscada en cada rincón, cada lugar. Vivo escondida. ¡No puedo confiar en nadie! ¡Si ellos no me matan, la monotonía lo hará!

Necesito amor, placer, un abrazo. Me siento abatida, desolada. ¿Y si confío en ellos? Tengo miedo..., me harán daño. ¡Qué frustración e impotencia! ¡Quiero una vida normal! Necesito vivir tranquila y no puedo. Ojalá pudiera confiar en uno realmente.

Estaba escondida en una gasolinera. Escuché la puerta y unos pasos, después asomé la mirada. Si tenía que defenderme de alguien tan corpulento iba a tener que armarme. Saqué el cuchillo que escondí para casos de emergencia y cuando la sombra de aquel hombre estaba cerca e iba a descubrirme, me abalancé sobre él para clavarle el cuchillo. Me esquivó y agarró mi muñeca. La apretó de forma que me hizo soltar el arma.

Nos quedamos paralizados, yo no podía fiarme y él parecía haber visto un fantasma. Sus ojos no paraban de estudiar mi cuerpo, hasta que nuestros ojos conectaron.

—Por favor, vete —le dije, estaba aterrada.

—¿Puedo confiar en ti? —preguntó. ¿Qué clase de pregunta era esa? Era yo la que estaba en peligro.

—No, vete —respondí, pero mi rostro expresaba miedo e inocencia. 

—Si quieres sobrevivir, tendremos que creer el uno en el otro. —De detrás del pantalón sacó un revólver—. Ahora soy yo el que debe tener miedo —susurró, a la vez que me entregaba el arma—. No estoy solo, escóndete.

La puerta sonó de nuevo, esta vez con violencia.

—¡¿Jorge, estás aquí?!

—¡Sí¡ ¡Ya voy! —De su bolsillo extrajo un papel de periódico y me lo entregó. Me hizo un gesto de que guardara silencio y se fueron de allí.

Abrí el papel: 

Caos mundial, todas las personas de sexo femenino han desaparecido.




Comentarios

  1. Muy bueno , y digo yo ¿Dónde se las llevaron?
    esto da para una nueva entrega , el audio no lo oí
    por que meda un poco de miedo y más a estas horas
    que me voy a descansar , mañana lo oiré a plena mañana
    por si acaso , jajajajajaja saludos de flor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, flor! ¿Cómo estás? Solo desaparecieron y ya... Es la única mujer en el mundo. Ponte en su lugar, creo que sería muy difícil. Gracias por leerme, un abrazo.

      Eliminar
  2. Cielos, no puedo imaginarme un mundo sin mujeres por mucho que no las entienda. Madre mía, el sexo masculino condenado a la masturbación de por vida. Es posible que sea lo más terrorífico que leeré en mucho tiempo.

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola, RR! Puff! Sin duda que la pobre mejor que se esconda bien escondida. En una situación así ni me imagino lo que esperaría. Un micro que nos deja a las puertas de un relato distópico al estilo de Soy Leyenda o Hijos de los hombres. ¡Ah! Y estupenda la narración femenina. Enhorabuena a ella. Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He sido yo, usando un modulador de voz. Ja, ja, ja. Pero ya he conseguido alguien para la siguiente vez que necesite una voz femenina. ¡Saludos!

      Eliminar
  4. Buenas noches RR_Misterio. Inquietante el relato y muy buen final. Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Hola Mist!
    Tienes un talento fenomenal para crear una tensión y una espeluznante reacción a quien lo lee. Este micro me hizo contener la respiración, es un absoluto espanto ante esa misteriosa caza de mujeres?! Me encanto!
    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Yessykan. Muchas gracias, de verdad, me ruborizo. Otro abrazo para ti.

      Eliminar

Publicar un comentario