Reflexión


Siglo XXI y seguimos con la misma mierda. Es cierto... hemos mejorado mucho, avanzado y estoy seguro de que vendrán cambios aún mejores.

No estaría nada mal, que dejásemos de pelear entre nosotros. Hay tropecientos políticos que se dedican a basurearse los unos a los otros. Es en lo que más tiempo dedican, insultarse y tratar de dejar a su enemigo por los suelos. Mientras tanto los problemas de verdad están aquí, esperando soluciones reales. Problemas que se solucionan de una manera u otra; muchos de esos problemas no se solucionan.

Vivimos en una especie de guerra mundial, pero somos una especie inteligente. Inteligente sería que todos pudiéramos vivir sin estar encima o debajo de nadie, sin tonterías ni mierdas de por medio. Que pudiéramos convivir sin competir para ver quien asciende o para demostrar quien tiene mejor coche. Me la suda si tienes cinco Bugatti. Lo siento aún más por no ser nada bueno con las metáforas, haría esta entrada un poco más decente.

Pasamos el día trabajando, dando nuestras vidas para que otros tengan el doble de tiempo y sensaciones que nosotros. «Ya, pero la vida es así», claro... es que a ti te gustará vivir así. Ojo y esto va a mejor, pero ¿Cuánta basura más nos van a hacer tragar? 

Y para el que piense que soy rojo, lo siento, pero todos los partidos políticos están demostrando ser iguales y no importa cual. Solo quieren poder, dinero, cochecitos, etc...

Nuestra única libertad real, es la de poder votar un partido político cada cuatro años. Si nosotros pagamos, ¿por qué no íbamos a poder decidir quién se va al SEPE de ellos? Que se dejen de teatros y cortinas de humo. 

Solo espero que dentro de poco, dejemos de dedicarnos a decir tonterías y pasemos a solucionar cosas realmente importantes: vivir sin deber nada a nadie, tener una vivienda digna y poder subsistir con lo justo; pero en nuestro propio tiempo. 

En la época en la que buscamos la igualdad, seguimos trabajando en la mayoría de los casos treinta personas para que solo una pueda tener tiempo y disfrutar. Pensemos, analicemos, respetemos, usemos la imaginación y nuestra capacidad de crear.

Crecemos, ya queda poco, ya queda menos. 

Comentarios

  1. Muy de acuerdo contigo, lo has descrito tal cuál es, el cambio es inminente pero ya sabes, antes de un cambio importante siempre tenemos que pasar por un bajón y eso ya lo estamos viviendo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, es el momento del bajón. Gracias por tu visita. Un abrazo.

      Eliminar
  2. De todo se aprende, incluso de esto.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola, RR! Bueno, qué decir. Son muchos los temas que apuntas en tu acertada reflexión. Rozando los 50, en mi caso, cada vez soy más consciente de vivir en una especie de Matrix, al dictado del sistema y sin posibilidad de escapatoria. Y más en el último año.
    Leyéndote me has hecho recordar una imagen de hace un par de años. Era época de elecciones y observé a unos jóvenes pegando carteles de un partido muy de izquierdas, casi antisistema. Eso con una mano. Con la otra tenían la vista fija en un Iphone. Me pareció llamativo. Con una mano luchaban contra el sistema, con la otra se aferraban al Totem icónico del sistema de hoy.
    El problema fundamental es en el fondo muy sencillo. Desde niños nos programan para seguir un modo de vida, por supuesto te dicen que tú llevas los mandos, pero en realidad es como esos Tíosvivos en los que estamos montados en un coche con volante inútil dado que el movimiento es automático.
    ¿Qué hacer? La verdad es que no veo solución, cuando sale algún movimiento de protesta, al organizarse, suele atraer a aspirantes a políticos que terminan pervirtiéndolo. Eso si tiene fuerza, si no acabará siendo motivo de mofa y burla en los medios de comunicación, que jamás como hasta este año habían adoptado un papel de medios de propaganda tan notorio.
    Lamento estar tan pesimista, pero viendo cómo se ha utilizado esta crisis de la pandemia por distintos grupos de poder e instituciones, cómo se ha instalado una especie de pensamiento único y sobre todo las medidas que se tomarán en los próximos a cuenta de la misma y, por supuesto, de nuestro "bienestar"... puff
    Bueno, ojalá me equivoque. Al menos siempre nos quedan las letras que ahí sí que somos amos y señores. Un fuerte abrazo!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario