Zapatos


Escribo esto a través del dictador del móvil, ya que no puedo ver. 

Aún recuerdo la primera vez que me visitó. Yo era un niño y estaba en plena noche intentando dormir. Escuché unos zapatos, algo o alguien se acercó a mí, pero no pude gritar. Colocó en mi mano el primer libro para ciegos que aún conservo. Le puse de nombre: Zapatos, porque es lo que escucho cuando me visita. 

Zapatos me consiguió mi primer ajedrez para invidentes. Tuve que mentir a mi madre. A veces pienso que es como un amigo imaginario para ciegos y me río.

Me ayudó con mi primera novia. Esa noche me entregó un perfume que olía de maravilla. Gracias a él, estoy casado. Cómo olvidar la noche en la que me entregó el anillo de oro para pedirle matrimonio. 

Reconozco que hace un tiempo las cosas no nos van bien. 

Mejoró un poco la noche que me dio unos billetes y dinero. Resultaron ser para que el amor resurgiera y así fue, aunque no por mucho tiempo.

Llevo una semana muy dolido. Dejo esto en un mensaje dictado para que todo el mundo sepa la verdad. Esta noche, Zapatos me ha entregado un cuchillo afilado y sé perfectamente como lo voy a usar.  


Texto dictado por el protagonista.

Comentarios

  1. Wow!! I impresionante, gracias por todos estos relatos, me encanta seguirte.

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola, RR Misterio! Magnífico micro! Me ha encantado ese "demonio" de la guarda que desde luego sabe lo que en cada momento necesitaba el protagonista, con ese final que nos deja al límite de lo atroz que está por suceder. Me gustado muchísimo que aun siendo un narrador ciego no sea la ceguera el tema central de la historia. Es un micro de terror en el que has sabido usar la ceguera como un elemento más del argumento no como eje del mismo, pero en una historia que bien podría contar otro protagonista. Y además con un pertinente guiño a las nuevas tecnologías. Fantástico aporte al reto. Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, David. Me encantan los retos que proponéis. Sin duda, conocer tu blog ha sido un acierto.

      Eliminar
  3. Tal como muy bien indica David, ese "demonio de la guarda", ha ejercido una enorme influencia durante toda la vida del invidente,... y ahora parece decidido a todo,...
    Me ha encantado!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Norte. Me alegro mucho de que te haya gustado. Un saludo.

      Eliminar
  4. Ah, siempre Mefistófeles con el nombre que sea, llegando a cobrar sus dones en el momento justo! Tremendo. Siempre verdadero y con...MISTERIO.
    Me quito el sombrero, aunque no lo uso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que lo hayas leído, para mí es un halago. Gracias por tu visita y me alegro de que te haya gustado.

      Eliminar
  5. Hola señor o señora Misterio, creo que yo también es la primera vez que te leo.
    Me ha sorprendido (para bien), que hayas elegido un relato no edulcorado, aunque se trate de un ciego. Casi todos los relatos que llevo leídos, incluido el mío, nos hemos decantado por un registro más social y sensible, y eso es estupendo compañero, los diversos registros.
    Hay misterio, (como no podía ser de otra manera dado tu apodo), intriga, y es inquietante.
    Saludos compañero/a, espero que sea la primera de muchas mutuas lecturas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tuve el placer de que comentaras en mi relato para el concurso de Rebeca Daphne. Tenía ganas desde entonces de leer un relato tuyo (quizás por novato no supe encontrar tu blog). Me gustó mucho como afrontaste este reto. Gracias, Tara.

      Eliminar
  6. Hola, RR misterio. Vaya con Zapatos, La voz de la conciencia o su alter ego le ha dictado su final. Con lo majo que parecía al principio. Un punto de vista muy interesante de enfocar en una mera pincelada toda una vida.
    Estupendo relato. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario, Isan. Pues sí, Zapatos no era tan guay como creíamos. Jajajaja. Un abrazo.

      Eliminar
  7. Una historia genial. Un relato de terror en toda regla con un final impresionante. Me ha encantado. Muchas felicidades.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Marta. Me alegra que te haya gustado y sorprendido el relato. Un saludo.

      Eliminar
  8. Hola, RR Misterio! Tu micro me ha gustado mucho y me parece muy original. La ceguera del protagonista parece la excusa ideal para mostrarnos nuestra cruda realidad: bien mirado, todos nosotros estamos en manos de un destino caprichoso. El final del micro es estremecedor. Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Beri. Te agradezco la visita y que te haya gustado el relato.

      Eliminar
  9. Hola, misterio. Que tremendo ese personaje del "demonio de la guarda". Es todo un hallazgo. Creo que da para continuar la historia. Sobre todo me gustaría saber por qué cambio al lado oscuro, si se me permite la expresión.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te permito lo que quieras. Muchísimas gracias por leerme y dar tu opinión. No hay un lado bueno o malo de Zapatos. ´Él solo intenta aportar al protagonista lo que cree que necesita en cada momento. Por desgracia, el matrimonio del protagonista no tiene solución. Zapatos después de intentar que el amor vuelva entre ellos con unas vacaciones, cree que lo mejor es hacerlo de otra forma (para nosotros es algo horrible, para Zapatos es algo normal). Después de escribirte esto voy a pedir hora para el psicólogo, no vaya ser que yo no esté muy cuerdo. Jajajaja.

      Eliminar
  10. Quién quiere un ángel de la guarda pudiendo tener un demonio. Muy bien trabajado el micro, enhorabuena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Beitavg. A mí se me aparece el ángel más bueno del mundo en plena noche y me falta calle para correr, si es un demonio... ya ni te cuento.

      Eliminar
  11. Misterio, completamente de acuerdo con David. La ceguera es un argumento más de tu historia, no el eje central, y eso hace que tu relato sea diferente. Me he quedado atrapada en la atmósfera que has creado desde la primera línea hasta llegar al descorazonador desenlace. Me ha encantado. ¡Felicidades!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Matilde. Encantado de tu comentario y visita. Un abrazo enorme.

      Eliminar
  12. Madre mía, RR, me has dejado de piedra. Literal. Qué imaginación más retorcida pero a la vez fascinante. Es que me he leído el texto como si tuviera los ojos cerrados y tu fueras ese diablo interno susurrándome las cosas. Y ese final... Buah! Fantástico. Te felicito, un micro distinto, original y con sello propio a pesar de la dificultad que entraña.
    Un abrazo y feliz año!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Feliz año! Muchas gracias por tu comentario. Me ruborizo... Me quedo sin saber que decir.

      Eliminar
  13. Este "Zapatos" parece ser un personaje solo existente en la mente enferma de este esquizofrénico ciego.
    Has creado un personaje que da temor a pesar de su minusvalía, te has salido del registro que debe parecer políticamente correcto y te ha salido un relato de lo más inquietante.
    ¡Bien por ti!
    Ya nos aclararás con qué género hemos de tratarte ¿Masculino o femenino? de momento es un RR misterio
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Zapatos, «vaya pieza está hecho». Gracias por comentar y leer el relato. Un abrazo.

      Eliminar
  14. Fiel a la línea que describe tu estilo narrativo, es decir el misterio acompañado de terror, ya veo que no te has desviado ni un ápice a la hora de ofrecernos tu original propuesta. De hecho consigues crear una tensa y aterradora atmósfera que conduce a la manifestación de una posesión demoniaca y adaptada al mundo de las nuevas tecnologías.
    Como siempre, un placer leerte.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El. Placer es mío. Gracias por tu visita y aún más por leerme.

      Eliminar
  15. Un relato muy original, que no tiene desperdicio.
    Felicidades.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Espeluznante final, el misterio está servido. Muy bien llevada toda la historia,
    Un saludo
    Puri

    ResponderEliminar
  17. Hola RR. Me has puesto los pelos de punta con ese final. Zapatos sabe en todo momento lo que necesita nuestro protagonista y no duda en ayudarlo a dar su último paso. ¿Ángel o demonio? Más bien un ser de tono gris.
    Reto superado con nota. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias por tu comentario, Bruno. Zapatos podría ser un personaje neutral en un libro, matando al que menos te lo esperas.

      Eliminar
  18. Un relato muy original, no solo de misterio (je,je), sino también escalofriante. Ese "amigo desconocido" se las trae, y el protagonista también.
    Me ha gustado mucho.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias. Un abrazo enorme. Sí, se las trae... Jajjaja. Menudo está hecho.

      Eliminar
  19. Hola, RR.
    Es espeluznante, pero para bien, muy bien. Me ha encantado. Quién pudiera tener a alguien así que le cuidara en los momentos más flojos de la vida, aunque ese final abierto o no tanto, qué miedo, :O Deja mucho a la imaginación. Genial. Enhorabuena.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario, Irene. Me alegro mucho de que te haya gustado.

      Eliminar
  20. Vaya como las gasta este sujeto, no verá, pero se las sabe arreglar muy bien gracias a ese apuntador que le indica el camino a seguir. Saludos 🖐

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es curioso, porque aunque quizás acabará en la cárcel, Zapatos lo seguiría ayudando. Interesante. Gracias y un abrazo.

      Eliminar
    2. No me cabe la menor duda, su particular Ángel de la Guarda es de cuidado. De nada y un saludo 🖐

      Eliminar
  21. ¡Bueno! ¡vaya relato mas poderoso! me has dejado al final con la boca abierta. Una maravilla en verdad. Si lo que buscabas era descolocarnos lo has logrado por completo.¡ Saludos!

    ResponderEliminar
  22. Me ha gustado tu Micro de terror, RR. Con la tensión incrementándose hasta el final. Solo espero y deseo que esté pensando iniciar un curso de cocina para mejorar la relación con su pareja. ;p . Muy buen micro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja,ja,ja. Pues sí, estaría bien un curso de cocina (el problema es que hay cuchillos a mano). Un abrazo.

      Eliminar
  23. Qué interesante, ese personaje misterioso, Zapatos, podría ser parte de su propia mente en su adultez. La idea del cuchillo entregado sin que nadie viese a esa persona entrar ni salir de su casa me hace pensar que es la misma mente del futuro asesino. Me gusta que no se asocie a una condición física la bondad o maldad del ser humano. Buen relato. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  24. Hola compañero, esta historia tiene su miga, fuera de las limitaciones y de ese final trágico, lo verdaderamente interesante es el personaje invisible, el que no está. Toda esa incertidumbre, del porqué, el cómo y el quién. Lo dicho, muy sugerente ese señor Zapatos, su existencia e incluso su inexistencia, como espíritu o fantasma de la mente, pero claro, no puede entregar un anillo... Un abrazo y feliz finde!!!

    ResponderEliminar
  25. Lo que empezó siendo algo bueno, gracias a Zapatos, termina en un suspense en el cual diría, dejas abierto el final. Zapatos da la sensación de estar presente siempre para ayudarlo. Ahora ese cuchillo se encargará de lo mismo, para bien o mal. Muy bien logrado un ambiente de intriga, y aprecio en tu relato que un ciego puede tener mucha imaginación.
    Muy bueno, RR.!!
    Saludos;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Mila. Pues sí, de hecho, creo que con la invidencia se desarrolla más la imaginación.

      Eliminar
  26. RR, primera vez que te visito, me gustó el aire tan resuelto con el que inicias tu relato, le plantas carácter al asunto con ese "dictador del móvil", te quedó genial para empezar, me hiciste recordar las grabaciones que hacen a diario los viajeros espaciales para salvaguardar toda información.

    Zapatos da la impresión, que es un padre sustituto, creado por la imaginación del niño y su necesidad de escuchar las pisadas de un padre ausente. En su fuero interno lo convierte en su protector mágico, quien le suaviza sus incapacidades, y pone a mano las herramientas necesarias para alcanzar lo que quiere. Pero Zapatos, bien que podría ser otra herramienta mas de su modernísimo móvil (un buscador adaptado a su ceguera), y en cada situación difícil le ayuda a resolver el dilema.

    Así que tu relato para mi no es ni misterioso, ni terrorífico, mas bien es la mar de fantasioso, ingenioso y engañoso a la vez, nos pone a divagar por otros senderos, y quizás toda la ayuda ha sido gracias al buscador del móvil, que siempre le ha hecho buenas sugerencias, incluyendo la final, pues el cuchillo afilado es para que corte por fin esa relación, pero me temo que tu protagonista al estar muy dolido, podría no captar bien la instrucción..., aquí cabria un magnifico "Continuará".

    RR, sí, he visto muchas pelis y mi imaginación siempre vuela, pero es la lectura que me dejó tu micro, que encuentro fantástico, magnífico, pues aunque no le das protagonismo directo a la ceguera, indirectamente todo ronda en ella, con ese móvil especial para no videntes, ja, ja.

    Disfruté mucho la lectura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te agradezco muchísimo tu comentario. Hoy dormiré mejor gracias a ti.

      Eliminar
  27. RR_misterio, es la primera vez que leo algo tuyo. Este micro es muy inquietante ya que ese "Zapatos" le indica lo que hacer en cada momento. Lo peor es hacerle caso sobre todo el final. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perdón por darte las gracias tan tarde. Pinta mal para la pareja... Gracias por comentar.

      Eliminar

Publicar un comentario