El señor de las pesadillas


Miré la puerta de mi habitación y allí estaban las tres sombras. La peor era la del niño, porque de una de sus manos salían unas largas uñas; sin embargo, de las sombras más altas percibía sensaciones de nauseas y malestar.

Quise despertarme, pero no podía, intenté moverme, pero fue inútil. En un instante las sombras de los adultos se colocaron una a cada lado de la cama y sujetaron mis brazos. Sus pieles ásperas y frías me transmitían dolor, tristeza, intenté gritar pero no pude.

 La sombra más pequeña entró de golpe en mi habitación y con violencia rajó la ropa, peluches; incluso los posters de la pared caían despedazados.

La sombra del pequeño se acercó a mí, levantó el brazo y cuando iba a clavar las uñas en mi cara, desperté sobresaltada.

Fui al baño, encendí la luz y alzando mis brazos pude ver los moratones en ellos.

—¡¡¿Por qué me hacéis esto?!! ¡¡Os odio!!

Un rostro apareció en el espejo, era él... No podré olvidar nunca esa cara pálida, sin cejas ni pelo, sonriendo con sus mugrientos dientes, su mirada denotaba maldad y desprecio; el señor de las pesadillas me había encontrado.

—¡¡Fuera de aquí!! —le grité y acto seguido escupí al espejo.

El rostro desapareció y traté de tranquilizarme durante unos minutos. 

Pude ver un pequeño agujero en uno de los moratones, lo toqué buscando saber si lo que veía era real, era áspero como las manos de aquellas sombras. Mientras lo palpaba noté algo punzante. De golpe, del agujero salió una uña muy larga desgarrando mi piel, dando paso a cuatro más saliendo de mi brazo y desembocando en una mano. Grité lo más alto que pude, nunca sentí tanto dolor... Y mientras lloraba las garras se clavaron en mi cara.

Ahora soy una silueta que puede observarte sin que te des cuenta. El señor de las pesadillas y nosotros cuatro, tenemos una visita para ti esta noche. 



Comentarios

  1. 😱 Dios!! No tenía que haberlo leído!!
    Muy buena historia, espeluznante. Bravo.
    Creo que no voy a poder dormir está noche...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Eso!, eso es lo que tienes que hacer esta noche, luchar por no dormirte 😬

      Eliminar
    2. Apúntate a ver unas pelis de terror.

      Eliminar
  2. Yo estaré toda la noche viendo películas y series sin parpadear

    ResponderEliminar
  3. Buen relato, RR Misterio. El visitante, los en este caso, de dormitorio, la aparición especular son unos ingredientes infalibles para provocar esa sensación tan deliciosa como es el miedo. Me gustó sobre todo el final, esa unión y promesa de que esto no va a terminar ahí deja el relato en lo más alto. Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Lo he leído imaginándome que era un capítulo de alguna serie de terror de Netflix. Cada día que pasa, con cada relato que escribes, mejoras. ¡Me ha encantado!

    ResponderEliminar
  5. Respuestas
    1. Yo cuando escribo y tengo miedo, voy a tu blog y me despejo. Tu blog me protege. (:P) Ja,ja,ja, muchísimas gracias por comentar, es un gustazo conocerte y leerte.

      Eliminar

Publicar un comentario