Nos quedamos


 

Aún recuerdo ese día: «Inmediatamente», fue la respuesta en la rueda de prensa de Günter Schabowski. Que decepción... Desde entonces supe que los occidentales eran unos cobardes y que nadie nos sacaría de aquí. ¿Cuánta gente murió ese día?

Estamos en el año 2021, ahora nadie quiere salir de aquí. Al parecer hay una pandemia. El muro es nuestro defensor. Es cierto que los ciudadanos aún seguimos con papel y lápiz, pero el tiempo nos enseñó a disfrutar de las cosas pequeñas. La tercera guerra mundial ha tenido muchísimas oportunidades, aunque... ahora somos nosotros los que queremos quedarnos en casa. Ahí fuera... que disfruten de la contaminación, pandemias y crisis de todo tipo. La libertad está aquí dentro.

¿Qué hemos hecho todos estos años? El muro es impenetrable. Tenemos escudos antimisiles y tecnologías que no nos permiten entender. Nadie muere por querer irse de aquí, porque nadie puede ni acercarse al muro. De hecho nadie quiere salir.

No nos interesa el exterior, nos fallaron y ahora les va mal. Después de tantas generaciones ya no nos queda nadie fuera. En el sector oriental de Berlín estamos más unidos que nunca y nos podemos permitir el lujo de decir: «Quédate en casa».

 No dejaremos entrar a nadie.



Punto Jonbar: Si siguiera el muro de Berlín en pie.

Comentarios

  1. Qué buen giro haces de la historia. Como se suele decir: "No hay mal que por bien no venga".
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario. Un saludo para ti también.

      Eliminar
  2. Muy buena idea, ese punto jonbar que has elegido y muy original la ucronía. Me ha gustado mucho, RR.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Marta. Me alegro de que te haya gustado. Un saludo.

      Eliminar
  3. Muy original el juntar la no caída del muro de Berlín con los sucesos de la actual pandemia y demás problemas que nos acosan. El giro final muy bueno. Gran relato. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Jorge. Agradezco tu comentario y te mando un saludo.

      Eliminar
  4. Hola, Ana. "La libertad está aquí dentro". Me parece una frese tremenda y un buen resumen del relato. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Curiosa analogía entre pasado y presente reincidiendo en el punto de origen: la falta de libertad, es decir, el férreo confinamiento de la pandemia actual y el aislamiento en todos los aspectos del Berlín oriental del pasado.
    Pienso que quedarse dentro de la burbuja protectora y calificarlo de "libertad", convierte a los ciudadanos en personas inmaduras muy fáciles de manipular.
    Me ha gustado el enfoque que le diste tan motivador para la reflexión.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Estrella. La verdad es que era muy fácil llevar este evento a una tercera guerra mundial (es lo que hubiera pasado, casi seguro). Entonces decidí "mandar a la porra" la teoría más lógica y buscar algo que diera que pensar. Gracias por comentar y leerme.

      Eliminar
  6. Hola, RR. Yo diría que es nostálgico y hasta reivindicativo tu micro. Me ha recordado la película Goodbye Lennin. Bien 👍🏼

    Saludos 🖐🏼

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bueno. No sabía que se pueden poner emojis aquí. Gracias por comentar. Te los robo. 🖐🏼

      Eliminar
  7. Hola RR. He visualizado una especie de apocalipsis con esa tercera guerra mundial y una acepción reconstruida de la palabra libertad, limitada al perímetro de un muro. Buen relato, da pie a la reflexión. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Matilde. Una tercera guerra mundial era lo más sencillo que pasara.

      Eliminar
  8. Hola, RR. A mí también me has engañado. Yo pensaba que era un preapocalipsis, pero ja resultado ser un posapocalipsis, o los remansos que quedan de uno de ellos, el más fuerte, y que perduran, para bien, en este caso. Bien traida la pandemia y ese mal que ahora bien les viene y que dejas caer en el último giro.
    Me gustó mucho.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vi un documental en el que mucha gente escapó de allí. ¿Te imaginas el resto del mundo queriendo entrar dentro? Gracias por comentar y leerme. Un abrazo.

      Eliminar
  9. "No nos dejaron salir, pues ahora no os dejamos entrar" una especie de revancha .
    En mi pueblo dicen;: "A cada cerdo le llega su San Martín"
    Pensé que escribías una distopía y casi al final me percaté de que no.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu visita. Te mando un abrazo. En tu pueblo tienen razón.

      Eliminar
  10. Hola RR. Muy interesante tu propuesta para el reto de David. Parece que los habitantes del muro sufren una especie de síndrome de Estocolmo, pero además el encierro les ha librado de la pandemia. ¿Mejor malo conocido que bueno por conocer?
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Encerrados tanto tiempo... Sería raro, ¿verdad? Un abrazo y gracias,Bruno.

      Eliminar
  11. Hola Misterio. Creo que el epicentro de tu relato es la frase en la que se dice "Ahora nadie quiere salir de aquí. Al parecer hay una pandemia". Una cárcel voluntaria, dentro de una cárcel impuesta. Y lo de "al parecer", habla de la desinformación a la que someten a los ciudadanos en las sociedades totalitaristas, o a la información pasada por la censura oficializada.
    Buena elección del Punto J.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En verdad la tercera guerra mundial tenía todas las papeletas, pero quise esquivar lo que ya era de esperar. Gracias, Tara. Un abrazo.

      Eliminar
  12. ¡Hola, RR! Los muros siempre son antitéticos: impiden salir, pero también entrar. Aíslan y crean burbujas de incomprensión e intolerancia. Sin duda, la caída del muro de Berlín visualizó el fin de una época, de la Guerra Fría y de un mundo de bloques antagónicos. Bloques en los que la desinformación de cada gobierno hubiera polarizado ambos mundos hasta el punto de negarse recíprocamente la humanidad. En ese marco que propones, me parece que la pandemia hubiera sido el menor de los problemas. Estupendo micro!! Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que seguro hubieran pasado muchas cosas antes si siguiera ese muro. Gracias, David. Un abrazo.

      Eliminar
  13. Hola, Misterio. Solo puedo decir... ¡no me lo esperaba! ¡Me ha encantado! ¡Felicidades!
    Un abrazo desde la Buhardilla de Tristán.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Javier. De verdad que agradezco mucho tus ánimos y que me hayas leído. Un abrazo.

      Eliminar
  14. Curiosa manera de sacar provecho al muro de Berlín. Muy bueno. Un saludo.

    ResponderEliminar
  15. Hola Misterio, ese muro como hubieran cambiado las cosas. Es un ejemplo de la insensatez, dividir una ciudad, como en Irlanda, dividir un país. La división, es algo que impera en la naturaleza de algunos seres humanos. Aunque veo que en tu historia, además, le sacas partido con la pandemia. Ya que está. Muy bueno. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pasaba una pandemia por ahí... y pensé: «Coñe, una pandemia». Un abrazo y muchísimas gracias.

      Eliminar
  16. Hola, Misterio. Muy interesante y original el planteamiento de tu micro. Me hace pensar en lo subjetivo que es el concepto de libertad. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Muy buen micro. Me ha gustado como mezclas la pandemia como aislamiento, sin necesidad de muros de hormigón. Y de haberlos, ¿a quién le importa en esta situación? Muy ingenioso. Te felicito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, María Pilar. Te agradezco que me hayas leído y que te haya gustado.

      Eliminar
  18. Excelente relato. Ese "nos fallaron" es lapidario contextualizando algunas situaciones políticas actuales. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí... Gracias por tu comentario y opinión. Un abrazo.

      Eliminar
  19. Al leer tu micro tan viejo y fresco a la vez, hasta me pareció encontrar algo de sátira en el, ese "incómodo" encierro con el fin de perpetuarse, cuando sabemos que la vida es solo un suspiro, parece mas irracional que el mismo muro de Berlin, ese que hace años se derribó, que dividía en dos un mismo país y que al parecer todos hemos levantado de nuevo con la pandemia, dividiendo incluso las propias familias, solo por el simple miedo a morir, acaso no vamos a morir todos algún día... Estamos actuando tal cual dices en tu micro, llamando libertad y tener consciencia a un encierro que nos priva precisamente de esas dos cosas, pues solo estando inconscientes podemos dejar de salir a vivir el tiempo que nos queda.

    Perdón por irme por las ramas, pero así lo percibí, te felicito por este gran micro, bien llevado y documentado y lleno de mensajes "ocultos", pero tan claros como el agua cristalina.

    Un gusto leerte RR.

    ResponderEliminar
  20. No te disculpes por irte por las ramas. Comentarios así hacen que el día sea mejor. Gracias por leerme, comentar y sobre todo ser tú misma. Soy yo el que tiene que agradecerte a ti. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Hola RR
    curioso relato nos presentas en esta ocasión.
    Un muro que nos deja fuera, una zona sin pandemia que ha vallado el muro de Berlín.
    Me ha gustado.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  22. Hola R, me ha parecido muy interesante tu ucronía, sin duda invita a la reflexión. Pasar de estar indefenso y sin libertad bajo un régimen totalitario a estar protegido y con libertad bajo el mismo régimen y sin cambiar su "modus operandi" tan solo por la gracia de una guerra mundial y una pandemia. Desde luego veo capaz al ser humano de adaptarse a cualquier cosa con tal de sobrevivir.

    Me ha gustado tu relato, un abrazo.

    ResponderEliminar
  23. Mira por donde si existiera el muro estarían mas aislados que nadie, es una ucronía muy acertada en los tiempos que corren. El caso es sobrevivir aunque sea detrás de un muro que te priva de libertad.
    Me ha gustado como recreaste toda la escena.
    Un saludo R.R
    Puri

    ResponderEliminar
  24. Hola Misterio, la no caída del muro implica tantos cambios históricos, que es complicado enumerarlos, ya que se entiende como símbolo del final del telón de acero, no nos dejaron salir, que buena reflexión, que mundo sería el del año de pandemia con un telón de acero, da para una novela. Gran relato ¡¡ Un abrazo

    ResponderEliminar
  25. Tu ucronía sin duda alguna es de lo mas interesante. Si estuviéramos actualmente al borde de un postapocalíptico por la pandemia, sobrevivir seria nuestra prioridad, eso creo. ¡Buen micro, me gustó mucho, es genial!
    Un saludo


    ResponderEliminar
  26. Hola, RR. Debe haber alguna gente que se pregunte si no hubiera sido mejor que el muro no cayera. Siempre que enfrentamos una crisis, solemos preguntarnos qué hubiera pasado si no se hubiera hecho lo que se hizo. Tu relato lo evidencia, ya no se trata de una cuestión política, sino de algo más profundo, el miedo al exterior. Me ha gustado mucho tu micro.
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario